fbpx

¿Quién no ha sufrido por amor alguna vez en su vida?

No importa si lo hemos experimentado muchas veces o pocas. Sabemos que cuando nos enamoramos es posible que se nos escape el amor entre los dedos… casi sin darnos cuenta.

Parece que nadie conoce la fórmula mágica para “alcanzar” el amor, ni para “mantenerlo”. ¿Verdad?

Y mira que lo hemos intentado: cambiando nosotros, cambiando de pareja, cambiando nuestro ‘look’, cambiando de hábitos, de tipos de relaciones, de hobbies… ¡y hasta cambiando de ciudad o de nacionalidad!

Algunas personas experimentan en su propia piel más cambios que Michael Jackson en toda su carrera. Quizá es tu caso, y sientes que nada es suficiente para que el amor verdadero, puro e inocente que imaginas “llegue” a tu vida

El amor verdadero

Parece un periplo casi imposible.

A veces nos entran ganas de resignarnos, rendirnos o autoconvencernos de que somos felices sin amor.

En este artículo voy a reflexionar sobre una pregunta que te habrás hecho más de una vez…

¿Por qué es tan difícil encontrar el amor verdadero?

Sí, todo el mundo sabe qué es el amor. Pero, entonces, ¿por qué sentimos que es tan difícil experimentarlo? ¿Será que no existe y me han engañado los de Disney? ¿Caduca? ¿Vendrá en pack con el príncipe azul? Y si no existe, ¿me tengo que conformar con algún sapo? ¿Tengo que trabajarlo? ¿Existe un camino más fácil?Cuantas dudas…

En el fondo de tu corazón sabes que hay más.Sientes que puedes experimentar una vida más plena. Y estás dispuesta a descubrir el secreto mejor guardado sobre el amor.¿Te interesa descubrirlo?Te invito a que te quedes conmigo hasta el final 🙂

Debes partir de la base que “sentir amor” está malentendido por la sociedad occidental. Y si en nuestra propia cultura no entendemos cómo funciona el amor, ¿cómo vamos a conseguirlo? No se puede alcanzar algo que no sabemos cómo funciona en realidad. Es como intentar montar un sofá de 6 plazas de Ikea sin instrucciones ¿Tú te atreves? (¡yo no!)

¿Eres “princesa de castillo”, “despierta-sapos” o “guerrera”?

Antes de presentarte los malentendidos que nos separan del amor, voy a mostrarte 3 escenarios en los que todos hemos estado alguna vez en nuestra vida (o seguimos estando).

Escenario 1: Princesa de Castillo

Has comprado la idea de que el amor “llega”, que el amor de tu vida puede aparecer en cualquier momento. En realidad, esperas a que “algo de fuera” aterrice en tu vida para poder, por fin, disfrutar de la vida que quieres.Déjame preguntarte algo… ¿De verdad crees que el AMOR es algo que viene de fuera? Qué broma de mal gusto sería “la existencia humana” si la felicidad dependiera de algo externo, como una lotería macabra que te toca o no te toca.

Escenario 2: Despierta-Sapos

La inseguridad y la duda mantiene al sapo sin convertirse en el “príncipe soñado”:- ¿Y si me quiere menos que yo? – ¿Por qué no me quiere como a mi me gustaría? – ¿Y si me deja de querer? – Yo lo quiero pero no estoy dispuesta a pasar por esto. Antes sentía más, ¿por qué ahora no me pasa?- Si yo soy mejor que la media, ¿por qué tengo tan mala suerte con mis novios?- ¿Estoy realmente enamorada? – ¿Y si no es la persona de mi vida? – ¿Me estaré equivocando? – Creo que esto no funciona. – Parece que sí pero no. – Creo que deberíamos dejarlo. “Ññññéééééé”. Parece que las dudas te tienen entre hechizada y dormida. La inseguridad es el peor maleficio de una princesa.

Despierta Sapos - Simple-coaching

Escenario 3: Guerrera (No quiero amor, yo “tengo” todo lo que quiero)

Pones mucho esfuerzo en el resto de aspectos de tu vida como por ejemplo el trabajo o tu vida social para mantenerte ocupada y llenar ese vacío existencial. Quizá te justificas constantemente con frases como estas:“Yo no tengo tiempo para el amor”“Tengo otras prioridades en la vida” “El trabajo ya me hace suficientemente feliz” Y un largo etcétera de pensamientos demasiado convincentes como para prestarle a tu corazón la atención que merece.

La guerrera - Simple coaching

(jeejeeje, me recuerda a mi hace 1 año)

¿Y si el amor no va de esperar a la persona adecuada? Ni de cambiar a nuestra pareja, ni de trabajar otros aspectos de nuestra vida… ¿De qué va todo esto entonces?

Esto va simplemente de entender qué es el amor, donde está, y qué te separa de sentirlo. En realidad es todo mucho más fácil de lo que crees. Porque no hay nada que hacer, ninguna estrategia que aplicar. No te quiero convencer de nada, ni que cambies tu manera de pensar. Mi intención con estas líneas es que reflexiones y te acerques más a la realidad de cómo funciona tu amor, y que desde ahí puedas tomar las mejores decisiones para ti. Estas 3 situaciones que te acabo de presentar se deben a 3 malentendidos muy comunes, que no te dejan vivir sintiendo amor puro de verdad. Vamos a verlos uno a uno.

Los 3 malentendidos que te separan del amor.

Los tres malentendidos que te separan del amor verdadero

A veces es difícil separar la realidad de la ficción en este tema, pero una vez lo “ves”, ya todo se simplifica.¿Cuantas veces has escuchado cosas como “el amor de tu vida eres tú”? ¿Vive el momento? ¡La felicidad está en el interior! 

Ya puedes escuchar esto 1.000 veces que si no entiendes de verdad qué significa, seguirás pensando que necesitas cambiar cosas en tu vida para sentirte mejor.Antes de meternos en materia con los malentendidos, déjame decirte que mis palabras en este artículo indican una ley universal. Sin embargo, las palabras en sí mismos no son la verdad.

“No confundas el dedo que señala la luna con la luna misma.”

Alguien Muy Sabio

Te invito a que veas la realidad del mensaje por ti misma, en tu día a día. Y que la experimentes en tu propia piel.¡Sigamos!

Malentendido 1: El Amor no depende de nosotras, “es aleatorio”.

Las cosas claras y sin rodeos, creas o no lo creas, sientas o no lo sientas así:

El amor SOMOS nosotr@s. ¡Lo llevamos dentro!Esto es muy liberador. Porque el amor es un sentimiento que llevamos dentro de serie, y en abundancia. Lamentablemente, lo más habitual es “no sentirlo”, porque lo tapamos con un mar de pensamientos en forma de inseguridades y miedos.

En nuestro día a día vivimos colapsadas por el ruido mental, pero de vez en cuando, sin darnos cuenta por pequeños instantes NOS DESPISTAMOS de nuestra sopa de pensamientos. Y entonces por un momento desaparecen nuestros juicios, creencias, dudas, miedos y mágicamente caemos en nuestro “estado natural” de conexión,liberación y amor. Nuestros pensamientos no los podemos tocar, no existen. El amor sí, está aquí.

El amor es un estado mental.El amor está en el presente, en una mente callada, cuando nos entregamos al ahora. El amor está siempre disponible para nosotros, es nuestra configuración de serie, natural. El Amor es lo que queda cuando no hay nada más. No es algo que puedas conseguir, es lo que queda cuando te deshaces de lo que te sobra.

Resumiendo:

El amor NO es:

Amor ? Tú + Circunstancias PerfectasAmor ? Tú + Relación Perfecta Amor ? Tú + Suerte Divina

El amor SI es:

Amor = Tú – Pensamiento y CreenciasAmor = Tú – Inseguridades y MiedosAmor = Tú – 3 Malentendidos

Lo que nos priva del amor son nuestros propios pensamientos y creencias.

Las creencias - Simple Coaching

*Me refiero a Conexión a nuestro estado natural de claridad mental, presencia, amor, intuición.

Esto no va de “tener razón” o de “hacer” para que algo pase. Sentimos amor cuando tenemos la humildad y la valentía de soltar el control, de aceptar plenamente quiénes somos nosotros.

Cuando conectas con la presencia, sientes conexión, todo lo que tu eres, sin “peros”, sin inseguridades, sin miedos. El amor actúa como el sol. Da luz a todo lo que se le acerca de forma incondicional, ya seas tú, tu pareja, familia, amigos o desconocidos. Quizás hayas notado todo esto en algún momento cuando estás de vacaciones, y todo te parece bonito, cuando estás esquiando, montando en moto, viendo un atardecer, etc. Y cuando las personas están en esta frecuencia “presente”, vibra una energía limpia de luz, pasión, respeto, presencia, entrega y conexión.

Desde el amor se liberarán todos tus miedos. Desde esta presencia podrás ver lo ilusorio de los pensamientos, casi como alucinaciones.

A veces asusta, porque la conexión es un espacio desafortunadamente demasiado desconocido para la mayoría, pero si confías, verás por ti misma la verdad del amor.

“Las creencias a las que nos aferramos son la puerta hacia nuestra libertad”  Juanjo Quesada

Malentendido 2: El amor depende de como sea nuestra pareja.

– “Todo esto esta muy bien pero… si la pareja no cuadra, no cuadra”.

El amor pasa cuando hay coherencia, cuando eres tu misma, al 100%, con tus miedos, inseguridades etc. Cuando no hay nada que ocultar y todo que agradecer.

Quizás haya alguna persona con la que nos sentimos más seguras y podemos ser nosotras al 100%, y en consecuencia, dejar que el amor emane. Pero lo que nos proporciona el amor no es la otra persona, sino nosotras siendo nosotras en ese preciso instante. Tu experiencia varía en función de qué pensamiento te estás creyendo en cada momento, no de la persona que esté a tu lado. Y cuando no hay turbulencias, cuando estamos presentes, fluyendo con lo que pasa, encontramos lo que necesitamos.

A veces te sientes afortunada ya que eres la persona más feliz del mundo, sientes que estás enamorada o no, pero eres igualmente feliz. En cambio, otras veces estás en bucle pensando en cómo salir de “dónde estás”, en cómo conseguir lo que no tienes para sentirte mejor, o en buscar soluciones para problemas que solo existen si los piensas.

Todo depende de qué pensamiento te estás creyendo en cada momento. Bajo la misma situación puedes sentir una cosa en un momento y algo completamente diferente a los 10 minutos.

No hay ninguna persona o circunstancia que pueda “enviarte sentimientos”. Eso es im-po-si-ble. Es tan simple que es estúpido: Los sentimientos no viajan en el espacio/tiempo, desde fuera de nosotros hacia nosotros.

(Cuando yo lo vi, no pude más que echarme a reír de mi misma durante unos cuantos días.)

Por ejemplo: Una circunstancia o una persona no tiene la capacidad de enviarte ondas de tristeza.

Lo que sucede es que inocentemente percibes tus pensamientos como verdad o realidad y esto te aleja del momento presente y de la conexión.

Lo que sientes no es la situación o persona sino tus pensamientos generados de dentro a fuera en este preciso instante.

La sensación de malestar o sufrimiento no viene de algo externo, es una señal de tu sistema que te avisa de que estás sumergida en las historias de lo que crees que está pasando.

El-amor-es-desde-dentro-a-fuera

Esto no es posible, lo que sientes no es algo que está pasando fuera, ni tampoco te sientes mal dentro en consecuencia de lo que pasa fuera, sino de lo que piensas en ese momento.

Lo que está pasando en realidad es esto:

Siento pensamiento momento a momento

Sentimos pensamiento momento a momento, independientemente de las circunstancias. Y cuando te das cuenta, cuando lo ves de verdad, tu experiencia de vida cambia.

Si creemos que nuestro amor está desapareciendo porque la pareja está haciendo o dejando de hacer “x”, eso es sólo un pensamiento que te desconecta del momento presente, de ti. Y si te lo crees, entonces vas a sentir ese pensamiento y parecerá real para ti. Pero pienses lo que pienses, tu pareja no tiene nada que ver con el amor que sientes. Eres todo “tú”.De hecho, la pareja es la mejor herramienta que tenemos para darnos cuenta de nuestras propias limitaciones. ¿En qué áreas de mi vida no hay amor? ¿Cuando discutimos o nos frustramos? Eso son áreas donde hay malentendidos, áreas en donde tenemos que ver algo nuevo y desapegarnos de nuestras creencias o limitaciones.

Malentendido 3: Las circunstancias son importantes

– “Claro, pero esto tiene mucho que ver con cómo sea él, y como sea yo, y las circunstancias de nuestra vida. Él tiene que ser ordenado, respetuoso, amable, divertido… y yo tengo muchos defectos”¿Qué defectos tienes tú en este preciso instante mientras estás leyendo esta línea? ¿Los puedes tocar? Ahora mismo no tienes ningún defecto que no tengas que pensar. Las cosas que no puedes tocar y sólo puedes pensar adivina que son: pensamientos. No pertenecen al reino de la realidad sino de los pensamientos y creencias.

Como te sientes- Simple Coaching

Y respecto a como son los demás… ¿Por qué a algunas personas les cae bien alguien que tu encuentras horrible? ¿Envía ondas diferentes a cada persona? ¿te tiene manía? ¿Tu ves cosas que los demás no pueden ver?No, es solo que lo que tu estás experimentando es tu percepción. La historia que te cuentas de los demás.

Más pensamiento.

Nota: Hay mil millones de casos personalizados, pero siempre es lo mismo. Si logramos ver que es nuestra percepción, simplemente conectaremos de nuevo con nosotras, que es lo más importante, sin sufrimiento. Hay personas de todo tipo en el mundo, pero siempre es la misma ley universal, lo que tu sientes es tu percepción, pensamiento.

Está todo en paz - Simple coaching

La regla es simple:

SIENTES TU PENSAMIENTO MOMENTO A MOMENTO.

Lo que sientes mientras lees esta línea, es el resultado de tu experiencia mientras lees esta línea.

AMOR = TU – EXCESO DE PENSAMIENTOLas circunstancias las creas tú en tu mente, cada persona tiene sus circunstancias, por eso dos personas, con vidas parecidas, pueden tener actitudes y puntos de vista muy diferentes en el mismo momento.Quédate con esto:Para sentir amor tienes que darte cuenta de que lo que crees que es verdad en cada momento no existe fuera de tu cabeza. ¿Recuerdas lo que dicen de que “el amor no tiene limites”? ¡Es verdad! Los límites al amor los pone nuestra mente, estableciendo lo que creemos que es real.

Encontrar el “amor de tu vida” existe, se puede sentir amor incondicional, profundo y duradero.Date cuenta de que el trabajo es personal e interno, el único impedimento eres tu.

Tu tienes el poder.

¡Despierta!

Deja un comentario

WhatsApp chat